APRENDER ES DIFERENTE A RECIBIR UNA EXPLICACIÓN

En este sistema educativo nuestro, a pesar de lo pesares, de la literatura pedagógica y las visitas de los inspectores, sigue fomentando en buena medida, aunque no siempre, la pasividad. El profesorado explica, los alumnos atienden y hacemos un examen. Pero eso no es aprender. Y el aprendizaje es lo que importa. La pasividad que aprendemos en la escuela nos la llevamos con nosotrxs para toda la vida.

En el siguiente vídeo, el autor conecta aprender y pensar, como no puede ser de otra forma. Para pensar hay que activar-se, una actitud pasiva en el aprendizaje es totalmente incompatible con la filosofía. Es importante que entendamos que hablamos de una actividad que difiere de memorizar o repetir. “Pensar no es repetir, es crear una nueva mirada”, y a eso también hay que atreverse.

PINCHA EL ENLACE: AMADOR FERNÁNDEZ-SAVATER

SILENCIO SE APRENDE

Ilustración de Max. Extraída del libro: La educación según John Dewey. Maite Larrauri. Filosofía para profanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s