CAMBIAR DE IDEA

Si no has leído nada de Zadie Smith, vuela que ya estás tardando. Una autora imprescindible. Novelista audaz, es capaz de revitalizar el género en obras como Sobre la Belleza o Dientes blancos. La última y lo mejor que he leído en mucho tiempo, NW London. El título hace referencia al barrio obrero de Londres, donde sus protagonistas tendrán que lidiar con cuestiones de género, clase o raza, de esas que nos habían dicho que ya no tienen ninguna importancia en nuestras vidas. Más que recomendable. Aquí más sobre Zadie

 

Cambiar de ideaZadie Smith es una colección de conferencias y artículos, pequeñas joyas donde la autora declara, con ese título, “que la incoherencia ideológica es, para mí, prácticamente un artículo de fe.” Me encanta el título porque sin dogmatismos, Smith nos habla de política, cine, literatura, de lo que significa hablar otro idioma, o de su padre, con la misma inteligencia,  simpatía y belleza. Así, como es ella.

Dedicado casi por completo a escribir sobre lo que le apasiona, la literatura, en sus dos vertientes, la lectura y la escritura, nos descubre una lectura asombrosa de autores como Kafka, Nabokov, E. M. Foster, George Eliot y sobre todo, David Foster Wallace, a cuyos obsequios difíciles, ella nos da acceso, allanándonos un terreno tan abrupto como fértil: el universo Wallace. Gracias.

En otros nos proporciona claves del oficio de escribir, que ella domina, por mucho que diga. Retrata a divas del cines como Katharine Hepburn o Greta Garbo, nos da varias lecciones de crítica cinematográfica o nos explica qué es el sentimiento Soulful: un sentimiento de pesadumbre convertido en algo hermoso, creativo y autorrenovador, y _ en su punto culminante_ extático. Es una alquimia del dolor. (…) Otro matiz: ser soulful es seguir y actuar en consonancia con un sentimiento, ir a donde te lleva y no a contrapelo”. 

Y cuando relaciona la filosofía y la literatura, sencillamente nos apasiona. Así por ejemplo explica cómo el principio del conatus de Spinoza ilumina la lectura del Middlemarch, de  George Eliot, “Como los hombres sabios de Spinoza, los personajes de Eliot siempre están buscando la correspondencia, mediante felices combinaciones, entre lo que es bueno dentro de ellos y otras cosas buenas en el mundo.”

En sus propias palabras: “Lo que es universal e intemporal en literatura es la necesidad: seguimos necesitando novelistas que parezcan saber y sentir.” Dicho de otro modo, ella nos proporciona, “una de las cosas buenas del mundo a las que, por consejo de Spinoza, debemos aferranos: ‘El sentimiento convertido en conocimiento, el conocimiento convertido en sentimiento’. Ella cumple.

Un regalo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s